BOLETIN TRIMESTRAL DE DIVULGACION DE NUESTRA ACTIVIDAD
2002  JUNIO EKAINA    Nº18
San Juan, 6 / Teléfono 943 42 22 39 / Telefax 943 42 36 75 / 20003 Donostia-San Sebastián

Brillante actuación en Madrid

Ekainaren 28an Orfeoiak Rheingau Musik Festival (Rhineko Musika Jaialdia) inauguratu zuen. Jaialdi hau orain dela hamabost urtetik Wiesbaden hiritik hurbil ospatzen da, Alemanian. Hiru kontzertu izan ziren –30ekoa kontzertu pribatua izan zen- eta dagoeneko hogei urte senidetuta daramatzaten Donostia eta Wiesbadenen arteko adiskidetasun-loturak indarberritu zirela esan dezakegu.

El Orfeón inauguró el 28 de junio el Rheingau Musik Festival (Festival de Música del Rhin) que se celebra cerca de la ciudad alemana de Wiesbaden desde hace quince años. Fueron tres conciertos –el del día 30 de carácter privado– que sirvieron para reforzar los lazos de amistad entre las ciudades de Donostia y Wiesbaden, hermanadas desde hace veinte años.

 


Orfeoiak interpretatu zituen hiru kontzertuak Eberbacheko Abadian kantatu zituen.




Minutos antes del concierto, que se inició a las 22:30, el Auditorio Nacional se llenó hasta la bandera.

Antes, a las 19:30, el mismo Auditorio también había estado abarrotado de público: la Orquesta Sinfónica de Euskadi interpretaba otro concierto que se inscribía en el marco de intercambio que desarrollan la OSE y la ONE.

El 9 de marzo fue, sin duda, un fin de semana de lucimiento para las dos formaciones musicales vascas en Madrid.

La abadía de Eberbach fue el escenario donde se desarrollaron los tres conciertos que giraron en torno a Car-mina Burana, de Carl Orff. Este magnífico escenario, que se hizo famoso por haber sido utilizado en la versión cinematográfica de la novela de Umberto Eco "El nombre de la rosa", fue idóneo para que el público se acercara a esta cantata, cuyos manuscritos originales fueron encontrados en un monasterio bávaro. Eberbach, con sus gruesos muros, sus claustros y su bodega propia, era la ambientación perfecta para escuchar esta obra donde están presentes los monjes disolutos, el vino y el Destino.
El Orfeón estuvo acompañado en los tres conciertos por la Radio Sinfonie Orches-ter de Frankfurt, orquesta habitual del festival, que fue dirigida eficazmente por el Maestro Hugh Wolff. El programa incluyó en la primera parte Canzoni de G. Gabrieli y Gloria in excelsis Deo de G.F. Haendel. Para Carmina Burana se contó con el refuerzo de las voces infantiles del coro Mainzer Dom-chor y con los magnIficos solistas Anette Dasch (soprano), Gert Hening-Jensen (tenor) y Zeliko Lucic (barítono).
 

 

En este número

· Brillante actuación en Madrid

· Entrevista a Josep Vila

· Dos experiencias compartidas

· Exito de ventas de “La Bella Lola”

· Ciudad Realeko lehen Euskal jardunaldietan parte hartzea

· Con estrategia empresarial

· Cinco novenas con la OSE

· Bisita Eusko Legebiltzarrera

· Ampliación de plazo

· Escudero Maisuaren omenezko meza


Nuestro Orfeón

No es fácil resumir en unas líneas los sentimientos que me inspira el Orfeón Donostiarra, "nuestro Orfeón". Son muchos años de disfrutar a través de vuestra magia interpretativa obras clásicas, contemporáneas, gospel, música ligera y hasta la "Marcha de San Sebastián".

A la compenetración con la ciudad y sus ciudadanos, con sus anhelos y afición musical, se une esa gran proyección internacional, ganada a pulso durante más de cien años de vida por mujeres y hombres a los que os ha unido la ilusión por hacer de las voces un conjunto que siempre ha intentado superarse a sí mismo, innovando, abordando retos cada vez más difíciles… y todo ello haciendo compatible esa gran aportación a la música con vuestra vida profesional.

Debo añadir a ello el honor de haber comprobado, asistiendo a los conciertos en distintas ciudades españolas y europeas, hasta qué punto ese orgullo que sentimos los donostiarras por el Orfeón no es localismo. El reconocimiento y los elogios nada interesados de los mejores directores de orquesta, críticos musicales, del público en general, avalan largamente calidad y prestigio.

Este verano vais a ejercer de embajadores en Wiesbaden, ciudad hermana. Estoy seguro de que una vez más (escribo antes de la visita) dejaréis una huella inolvidable entre quienes asistan a las actuaciones. Os deseo desde estas líneas suerte y éxito en esta nueva gira europea.

Odón Elorza
Alcalde de Donostia-San Sebastián