BOLETIN TRIMESTRAL DE DIVULGACION DE NUESTRA ACTIVIDAD
MARZO 2009 MARTXOA / nº 45.zk
San Juan, 6 / Teléfono 943 42 22 39 / Telefax 943 42 36 75 / 20003 Donostia-San Sebastián Email: prensa@orfeondonostiarra.org

Aplausos parisinos


Foto: archivo. El coro en la Sala Pleyel en diciembre de 2007.
Foto: archivo. El coro en la Sala Pleyel en diciembre de 2007.
Abesbatzak Frantziarako programatu zuen lehen itzulia, Tolosan eta Parisen ematekoak zituen kontzertuekin, Parisko Pleyel aretoan emandako kontzertu bakar batera mugatu zen azkenean, herrialde horretan deituta zegoen greba orokorra zelaeta. Tugan Sokhiev-en zuzendaritzapean, Tolosako Kapitolioko Orkestra Nazionalak, abesbatzak eta Larissa Diadkova mezzoak Prokofiev-en A. Nevsky interpretatu zuten. Interpretazioa hain gustukoa izan zuten Parisko entzuleek, hamar minutuko txaloekin erantzun zutela.

El público parisino llenó por completo la sala Pleyel de París la noche del 20 de marzo para escuchar al Orfeón, a la Orquesta Nacional de Toulouse y a la mezzosoprano Larissa Diadkova y recompensó con diez minutos de aplausos a los protagonistas del concierto. Todos ellos, bajo la dirección de Tugan Sokhiev, interpretaron Alexander Nevsky, la cantata que Prokofiev compuso para la primera película sonora de su compatriota Eisenstein.

Era la primera salida internacional del año que emprendía el coro, que tenía programado otro concierto en Halle aux grains de Toulouse, pero debido a una huelga general convocada en Francia, éste no pudo celebrarse. La cita musical parisina resultó todo un éxito, que ayudó a que los orfeonistas se olvidaron de la anulación del día anterior.

Cantores y músicos se mostraron muy cómodos ante una partitura que dominaban y bajo la firme batuta de Sokhiev que se encontraba como en casa ante una obra muy soviética, con unas voces seguras y una orquesta en la que confía plenamente.

La publicación gala "Altamusica" destacó: "El coro tiene la amplitud y el impacto adecuados con el brillo que le es propio y que despliega en todas las grandes obras corales que defiende en todo el mundo". "Concert Classic" resaltó: "Las intervenciones del extraordinario coro vasco Orfeón Donostiarra en las escenas de multitudes, como la de la mezo-soprano rusa Larissa Diadkova ... contribuyeron al éxito de esta interpretación de la cantata compuesta en 1939 ..."

Recepción en la Embajada
Al día siguiente, el embajador español Francisco Villar, que asistió al concierto, ofreció una recepción a los componentes del Orfeón, en la que también estuvo presente el agregado cultural, Eduardo Alonso.

El concierto fue grabado por France Musique para ser retransmitido posteriormente por esta emisora gala especializada en música.

Ale honetan / En este número


Respaldo mutuo

La relación entre nuestra familia y el Orfeón Donostiarra viene de lejos. Aparte de la admiración que aita y todos nosotros hemos tenido por su desinteresada labor, el coro ha estado presente en la mayoría de las celebraciones familiares. También ha existido una relación más formal que ha supuesto un respaldo mutuo para el museo y el Orfeón.

El 15 de septiembre de 2000, en los actos de inauguración del museo, nos brindó un maravilloso Magnificat de Bach en el Kursaal. En nuestro quinto aniversario estuvo en el museo y en 2007 el Orfeoi Txiki se sumó a la conmemoración de los 30 años de la instalación del Peine del Viento.

No puedo dejar de agradecerle dos momentos muy emotivos. Uno fue el 21 de agosto de 2002, tras el fallecimiento de aita, cuando interpretó el Salmo nº43 de Mendelssohn en la Basílica de Santa María. El otro, ese mismo año, en los dos conciertos que la Quincena le brindó protagonizados junto a la Orquestra de la Radio de Berlín. Aita fue miembro de la Comisión de Honor del Centenario del Orfeón y creó un logotipo para ello. Este camino tan intenso, cuya pretensión es que continúe en el futuro, ha dado como fruto la firma del convenio de colaboración entre ambas instituciones. Un convenio que persigue dejar constancia del mutuo reconocimiento al mismo tiempo que crear un foro de permanente colaboración.


Luis Chillida,
director comercial y de comunicación del Museo Chillida - Leku