BOLETIN TRIMESTRAL DE DIVULGACION DE NUESTRA ACTIVIDAD
DICIEMBRE 2007ABENDUA / Nº 40zk.
San Juan, 6 / Teléfono 943 42 22 39 / Telefax 943 42 36 75 / 20003 Donostia-San Sebastián Email: prensa@orfeondonostiarra.org
FESTIVO 110 ANIVERSARIO CELEBRADO EN CASA

Urriaren 27an, Orfeoiak «etxean» ospatu zuen bere 110. urteurrena, Anoetako
belodromoa bete zuten 6.000 ikusleen aurrean. Alde batetik, Carmina Buranaren indarra izan zuten lagun, koruak gehien abestu duen lanetako bat, eta, bestetik, zuzendariak «Carmina mundana» izenez bataiatu dituen partitura herrikoiak.

Bertaratutakoen artean, ordezkari politikoak, unibertsitate eta kultura mundukoak, enpresa sektorekoak, beste abesbatza batzuetako kideak eta musikari profesionalak zeuden.

Con la asistencia de las 6.000 personas que llenaron el Velódromo de Anoeta, el
Orfeón celebró el 27 de octubre su 110 aniversario “en casa”. Fue un concierto
festivo, en el que se conjugó la intensidad de Carmina Burana con otras partituras populares bautizadas como “Carmina mundana”.

Sainz Alfaro se puso al frente de la Orquesta Aniversario -integrada por músicos de diversas formaciones- y de los 150 orfeonistas, a los que se sumaron las voces infantiles de los componentes del Orfeoi Txiki y del Orfeoi Gazte. En total, 300 personas sobre un escenario de 20 metros de fondo por 25 de boca. Todos ellos, junto a los solistas Rocío Martínez, Carlos Mena y Lluís Sintes interpretaron de forma brillante la cantata Carmina Burana, que fue interrumpida en dos ocasiones por los aplausos del público.

A la intensidad de esta obra, ya sin las voces infantiles, le siguió Siboney, del
compositor cubano Ernesto Lecuona. El programa continuó con Edelweiss, y Negra
Sombra. Mikel Laboa, presente en el Velódromo, pudo escuchar junto al resto del público, la versión orquestada de dos de sus grandes éxitos: Txoria Txori y Baga Biga Higa. Esta última fue interpretada por el orfeonista Iñaki Andueza. En Aurtxoa Seaskan, de Gabriel Olaizola, intervino como solista la soprano del Orfeón Ana Salaberria. Alma Llanera, de P.E. Gutiérrez, fue la otra obra con la que se completó el apartado denominado “Carmina mundana”.

Los componentes del Orfeón demostraron su sentido del humor en las propinas.
Hubo bailes improvisados y lluvia de confetis en la versión de María Cristina. Las
otras tres fueron temas vascos: la habanera Parte Vieja donostiarra, Maite y el Agur Jaunak, escuchado por todo el público en pie.

El concierto fue grabado por Euskal Telebista y emitido en su primera cadena la
misma noche, a partir de las 23:15 horas.

INTENSIDAD EMOCIONAL
EN EL REAL

Abesbatzak bere 110. urtemuga Madrilen ere ospatu zuen, Teatro Realen. Gainera, berriro inauguratu zenetik hamar urte betetzen zituen antzoki horrek. Aukeratutako programa Rossiniren Stabat Mater eta Verdiren 4 Pezzi Sacri-etako bi izan ziren. Orfeoiarekin batera, Madrilgo Sinfonikoak parte hartu zuen, Jesús López Cobosen zuzendaritzapean; eta bakarlarilanetan Carmela Remigio (sopranoa), Silvia Tro Santafé (mezzoa), Antonio Siragusa (tenorra) eta Marco Vinco (baxu-baritonoa) aritu ziren.


El Teatro Real ha estado muy vinculado al Orfeón y por este motivo el coro eligióeste escenario para celebrar a nivel estatal su 110 aniversario, que coincidió con el décimo de la reinaguración de este teatro, considerado como uno de los mejores líricos del mundo. Con Jesús López Cobos el coro ha compartido momentos artísticos de gran intensidad desde finales de la década de los setenta.

La versión de esta obra que dirigió en 1986 en este mismo escenario, a la ONE y al Orfeón, fue su última colaboración con el anterior director del Orfeón, Antxon Ayestarán, y tras él estuvo 14 años sin volver a dirigirla hasta la Quincena Musical de 2000, que volvió a ponerse al frente del Orfeón como intérprete coral pero con la Sinfónica de Galicia en la parte instrumental.

El concierto del día 11 reunió, por lo tanto, una intensidad emocional y una compenetración extraordinarias entre los intérpretes y el director que no dejó impasible al público ni a la crítica. El Diario Vasco destacó: “Fue un concierto de encuentros, de imborrables recordatorios y donde la calidad de nuestro coro estuvo por encima de cualquier matiz o punto de vista”. El País tituló su crítica como “La fiesta sobria” y señaló:

“La actuación del Orfeón fue extraordinaria, a la altura de sus grandes días. En actitud, en preparación, en concentración, en empaste, en color, en fraseo, los orfeonistas brindaron una lectura impecable del Stabat Mater, de Rossini, siendo dirigidos con empuje, fuerza interior, sentido de la organización e intensidad espiritual por López Cobos, en una gran noche del maestro zamorano (...)”
El sólido cuarteto compuesto por Carmela Remigio (soprano), Silvia Tro Santafé (mezzo), Antonio Siragusa (tenor) y Marco Vinco (bajobarítono), todos ellos cantantes de ópera, completó la parte coral.

El concierto, que fue presidido por la Reina y la infanta Cristina, fue transmitido en directo por radio Clásica de RNE. También asistieron numerosas personalidades del mundo cultural y de la política, entre ellas, el ministro de Cultura, César Antonio Molina, y la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado.




Ale honetan
En este número


EMBRUJO

Mi relación con el Orfeón es emocional. Cuando llegó el año 1997, centenario del coro, y el momento de organizar un gran evento para conmemorarlo, fue
cuando realmente me di cuenta de lo importante y grandioso que era el Orfeón Donostiarra. No sólo por lo que significa para nosotros, los de aquí, sino por las muestras de admiración que llegan de todas aquellas personas que lo han podido disfrutar en sus
giras mundiales.

Get In ha realizado un montón de conciertos importantes y algunos de ellos en el Estadio de Anoeta, pero lo que vivimos esa noche celebrando el centenario del Orfeón pensé en su momento que sería algo irrepetible:

25.000 personas emocionadas, en una
noche única y mágica… y en nada, llegó el 110 aniversario y el embrujo se volvió a repetir, con el velódromo transformándose en una sola voz.

Quizás entre vuelo y vuelo, donde coincido a menudo con nuestro querido presidente Echarri, se nos ocurra
el 120 ó tal vez el 150 aniversario, porque habrá que seguir celebrando que el Orfeón fue, es, y será el
gran pilar de la música guipuzcoana y el mejor ejemplo por y para la música, en el mundo entero.


Iñigo Argomaniz,
director general de Get In producciones
Promotora de Espectáculos y oficina de Management de Artistas.


VII Premio
Orfeón- UPV/EHU




El Coro Easo ha sido distinguido con el VII Premio Orfeón Donostiarra-UPV/EHU por su labor y trayectoria en el mundo musical.

En el apartado dedicado a incentivar y
alentar la investigación musical, la premiada ha sido Isabel Díez por su tesis doctoral titulada “La canción para voz y piano en el País Vasco entre 1870 y 1939: catalogación y estudio”.