BOLETIN TRIMESTRAL DE DIVULGACION DE NUESTRA ACTIVIDAD
2004 JULIO - UZTAILA Nº 26 zk.
San Juan, 6 / Teléfono 943 42 22 39 / Telefax 943 42 36 75 / 20003 Donostia-San Sebastián Email: prensa@orfeondonostiarra.org

Leopold Hager

Joan den maiatzean Austriako maisu Leopold Hager jarri zen Orfeoiaren eta English Chamber Orchestraren buru Mozarten Requiem-a zuzentzeko. Hiru kontzertu eskaini zituzten: Malagan, Castellón eta Bartzelonan. Mozarten obra ondo ezagutzen du Hagerrek. Duela hamahiru urte ere zuzendu zuen Orfeoia Scottish Chamber Orchestra-rekin batera partitura berbera interpretatu zuenean.








“Amo la música de Mozart pero no me considero especialista en este compositor”

Leopold Hager maisua Orfeoiaren egoitzaren atean.

El pasado mes de mayo el maestro austriaco Leopold Hager se puso al frente del Orfeón y de la English Chamber Orchestra para dirigir el Requiem de Mozart. Fueron tres conciertos que se celebraron en Málaga, Castellón y Barcelona. Gran conocedor de la obra mozartiana, había dirigido al coro la misma partitura hace trece años en el marco de la Quincena Musical, que fue interpretada junto a la Scottish Chamber Orchestra.

A Hager no le gusta que le consideren especialista en la música de su paisano Mozart y sin embargo la sombra de este compositor le ha perseguido desde niño, desde que estudió órgano, dirección, piano, clavicémbalo y composición en el célebre Mozarteum de Salzburgo, la ciudad natal de ambos.
“Tengo que reconocer que su música me encanta, la amo, pero no quiero estar encuadrado ni que los críticos y los agentes me cuelguen la etiqueta.

Es verdad que he dedicado muchos años de mi vida a Mozart. Grabé todas sus óperas de juventud y las arias de concierto en un momento en que la gente no se interesaba por ellas. Sin embargo, hay otras músicas que también gustan, como la impresionista, la checa, Tchaikovsky...
La versión de su Requiem en la Quincena Musical de 1991 dejó a los críticos sorprendidos por su “estilo latino” y “extro-vertido”.

“No me acuerdo –dice el maestro– qué momento de mi vida estaba atravesando durante aquel concierto lejano en el tiempo. En todos estos años ha habido un desarrollo que también puede reflejarse en la forma de dirigir, porque Mozart es muy vivo, reúne todos los aspectos de la vida. Entonces, ¿Por qué ceñirse a algo exclusivamente?.
Yo tengo una idea de cómo tiene que sonar y suelo intentar llegar lo más cerca posible a esa idea.

Hay muchos aspectos que intervienen en el resultado final, como la acústica del local que influye en los tiempos de ejecución de la orquesta, el entendimiento o la complicidad con la orquesta y el coro y hasta la atmósfera que se crea en un concierto”.
En el cenit de su carrera, Hager está muy agradecido a Salzburgo porque le dio la oportunidad de iniciarse en la música. Allí se formó y realizó uno de sus primeros trabajos como director de la Orquesta del Mozarteum.
“Es el lugar de la música por antonomasia, por donde han pasado los principales compositores del mun-do en algún momento de su vida”.
De forma cíclica recupera el compromiso con su ciudad, la última vez en la pasada temporada dirigió la Filarmónica de Viena durante la Mozartwoche, el festival que le permite volver a sus raíces.


La gira mediterránea
La primera de las tres citas de esta breve pero intensa gira tuvo lugar el 16 de mayo en el Teatro Cervantes de Málaga. El mismo día por la mañana se realizó un ensayo general con la orquesta y los solistas Isabel Rey (soprano), Elisabeth von Magnus (mezzosoprano), Marlus Vlad (tenor) y Stefano Palatchi (bajo). Era el primer contacto de todos los intérpretes. La prensa malagueña destacó la “óptima coordinación lograda por el maestro Leopold Hager, batuta muy solvente y segura, avezadísimo concertando, que unió voces e instrumentos con sapiencia
exquisitez de matices”. (Diario Sur)


El recién inaugurado Auditorio de Castellón fue el segundo escenario donde volvió a escucharse el mismo programa al día siguiente. “El Orfeón Donostiarra hizo gala de su fama bien merecida. Sus voces, exquisitas y trabajadas, resonaron en el recinto admirablemente. La interpretación tuvo momentos intensos y audaces. El Kyrie, el Rex tremendae majestatis o el Agnus Deis fueron magistralmente interpretados. El Dies irae resultó impresionante”. (El Periódico Mediterráneo)
El concierto del Auditori de Barcelona del día 18 formaba parte de los espectáculos organizados por Forum Ciutat, uno de los pocos programas líricos que los organizadores de este evento han incluido entre los 141 que se podrán presenciar hasta el mes de septiembre en la ciudad condal.

La prensa catalana publicó: “La fuerza de la obra la echó sobre sus hombros este fantástico instrumento que es el Orfeón Donostiarra, que con una reducida selección de sus miembros, hizo un trabajo de firma digno de ovación que el público supo apreciar”. (La Vanguardia).

“Ni Hager ni la English Chamber Orchestra hacen versiones (del Requiem de Mozart) originales por su novedad, hacen versiones buenas, que es mejor. El Orfeón Donostiarra tampoco hace versiones afiligranadas, sofisticadas y filológicas, hace un Réquiem potente, directo, conceptualmente poderoso y vocalmente imponente, que morirse es cosa seria. Ellos fueron los grandes triunfadores”. (El País).


“Sin lugar a dudas la espléndida lección ofrecida por el Orfeón Donostiarra
merecía esa ovación, ya que Hager le sacó el máximo partido a un coro al que sólo cabría reprocharle alguna entrada precipitada en los bajos”. (ABC)


 

Korua Bartzelonako Auditori-n.
 



Con los mejores compañeros
En la dilatada historia de los Orfeones Donostiarra y Pamplonés, han sido innumerables las colaboraciones que entre ambos han existido. La tradición ha establecido un discreto sistema de ayuda mutua entre los grandes coros y sobre todo entre los más cercanos como el Donostiarra, el Bergarés y el Pamplonés.
Pero este verano el trabajo en común es distinto. Compartiremos cartel, partitura y escena en el Festival del Rhur.
Para nosotros es una experiencia nueva, un reto al que nos enfrentamos con ilusión, trabajo y sabiendo que estamos con los mejores compañeros que podríamos desear.
Quiero agradecer la confianza que han depositado en nosotros los responsables del Orfeón Donostiarra, que nos han invitado a compartir con ellos este acontecimiento.
Deseo que éste sea el comienzo de un nuevo camino en común, que nos posibilite a ambos la realización de grandes actuaciones conjuntas.
Mercedes Irujo Echávarri
Presidenta del Orfeón Pamplonés