Urte Berri On
Felices Fiestas
BOLETIN TRIMESTRAL DE DIVULGACION DE NUESTRA ACTIVIDAD
2003  DICIEMBRE - ABENDUANº 24 zk.
San Juan, 6 / Teléfono 943 42 22 39 / Telefax 943 42 36 75 / 20003 Donostia-San Sebastián Email: prensa@orfeondonostiarra.org

Espléndida acogida en México


Orfeoia itzuli da Mexikon barrena egin duen bira arrakastatsutik, azteken herrialdera itzultzeko proiektuarekin. DFn eta Morelian emandako hiru kontzertuak, Mexikon Espainiak duen enbaxadore Crsitina Barrios andrearen laguntzari esker egin ahal izan ditugunak, 2003ko nazioarteko azken ekitaldiak izan dira. Urtean zehar 39 kontzertu
eman ditugu.


El Orfeón ha regresado de su exitosa gira por México con el proyecto de volver al país azteca. Los tres conciertos celebrados en el DF y en la ciudad de Morelia, que han sido posibles gracias a las gestiones realizadas por la embajadora de España en México, Cristina Barrios, han sido las últimas actuaciones internacionales
de 2003, que se cierra con el balance de 39 conciertos.

La magnífica sala Nezahual-cóyotl de la capital mexicana fue el primero de los tres escenarios en los que actuó el Orfeón. Patxi Aizpiri, condujo con maestría al coro y al cuarteto de solistas mexicanos integrado por la soprano Rosa María Hernández, la mezzo Helena Pata, el tenor Dante Alcalá y el bajo Guillermo Ruiz. La versión que interpretaron de la Petite Messe Solennelle de Rossini contó con la participación del pianista Javier Pérez de Azpeitia y el organista Borja Rubiños.

El público, entre el que se encontraban numerosos españoles residentes en México, demandó con sus aplausos dos propinas que allí denominan“encores” y el cororespondió con generosidad interpretando el Aita Gurea de Madina y el Agur Jaunak de Olaizola.

La misma misa sonó tres días mas tarde en lacatedral deMorelia, la capital del Estado de

Carmen convertido ahora en Casa de Cultura, acogió en la fría noche del 29 de noviembre el último concierto del festival.
Michoacán que este año dedicaba la decimoquinta edición de su festival internacional a la música española. La orfeonista Ainhoa Zubillaga se sumó al cuarteto de solistas en sustitución de Helena
ata. Repitió el bajo Guillermo Ruiz y se incorporaron la soprano Ivonne Garza y el tenor Arturo Hernández. De nuevo el público reclamó “encores” y el coro correspondió con el Aita Gurea de Madina, el Ave María de Busto y el Agur Jaunak de Olaizol . La clausura del certamen se reservó para una velada de la zarzuela que fue dirigida por el maestro Fernando Lozano al frente de la orquesta del festival y del propio Orfeón. El patio a cielo abierto del antiguo convento del

Los discursos oficiales dieron paso al preludio de La Revoltosa de Ruperto Chapí, interpretado únicamente por los músicos.

El Orfeón se incorporó con el Coro de Románticos de Doña Francisquita y continuó con la Habanera de Don Gil de Alcalá, dos fragmentos de Luisa Fernanda, la Ronda de los enamorados de La del Soto del Parral y el coro de Bohemios.

Sin el descanso que estaba previsto en el programa,
la noche de la zarzuela
ofreció otros fragmentos populares pertenecientes a La Gran Vía, Don Manolito, Agua, azucarillos y aguardiente, La verbena de la Paloma y La boda de Luis Alonso.
 


Esfuerzo
recompensado

Como embajadora de España en México y donostiarra he tenido el enorme placer y orgullo de recibir a mis amigos del Orfeón y, visto el magnífico resultado, no puedo más que sentirme feliz por el éxito que ha supuesto en todos los sentidos.
México ha respondido con una fenomenal acogida de público y crítica en los tres conciertos con que el Orfeón Donostiarra nos ha agasajado.
El primero de ellos, en la Sala Nezahualcóyotl de Ciudad de México, que dispone de la mejor acústica de toda Latinoamérica, resultó un concierto magnífico en el que los propios responsables de la sala comentaron su satisfacción por la calidad del evento y el honor de recibir un coro de prestigio internacional. Los otros dos conciertos, en la ciudad colonial de Morelia han ofrecido el marco perfecto para apreciar la lírica del Orfeón.
Sólo puedo añadir que ha sido un reto enorme hacer posible la primera gira del Orfeón en Latinoamérica y que esfuerzos como éste se ven infinitamente colmados con los resultados obtenidos. Ya nos reclaman la vuelta del Orfeón a México y a otros países de Iberoamérica. Y no sólo han sido emocionantes las reacciones de los mexicanos. Todos los españoles y en especial los donostiarras, se han sentido felices con el regalo de navidad adelantado que el Orfeón les ha ofrecido.
Yo, por mi parte, no podría estar más orgullosa. Espero que algún día podamos repetir esta experiencia que, según me consta, también ha sido inolvidable para los propios orfeonistas.

Cristina Barrios y Almazor
Embajadora de España en México