Otoño en Múnich, Bilbao, Donostia y Burgos
Viernes, Septiembre 28, 2018

En octubre, el Orfeón interpretará cuatro conciertos: el primero de ellos dentro del Festival MPhil  360º de Múnich con el que se conmemoran los 125 años de vida de la Filarmónica de esta ciudad bávara; otro concierto privado en el Euskalduna de Bilbao; un tercero de carácter solidario en Donostia para Opus Lirica y el cuarto en Burgos para celebrar el VIII Centenario de la catedral de Burgos y el 150 aniversario del Orfeón Burgalés.

El 13 de octubre, el Orfeón participará en el concierto del 125 aniversario de la Filarmónica de Munich dentro del Festival MPhil 360º de Munich con la Octava Sinfonía de Mahler, bajo la batuta de su titular Valery Gergiev junto a esta orquesta y su coro más el coro infantil de Augsburgo. Como solistas intervendrán Simone Schneider (soprano), Jacquelyn Wagner (soprano), Regula Mühlemann (soprano), Wiebke Lehmkuhl (alto), Gerhild Romberger (alto), Stephen Gould (tenor), Boaz Daniel (barítono) y Dimitry Ivashchenko (bajo). En la primera parte, la orquesta y el coro de la Filarmónica interpretarán la Sinfonía de los salmos de Igor Strawinsky. El concierto será en el auditorio Philharmonie in Gasteig de Munich.

La Filarmónica de Múnich ha escogido esta sinfonía para recordar que protagonizó el estreno mundial bajo la dirección del propio compositor Mahler. Esta obra no se programa habitualmente en los circuitos musicales porque requiere un potente efectivo de instrumentos y de voces en el escenario. No en vano se le denomina la “Sinfonía de los mil”. Su creador dejó indicado que era una partitura para dos coros SATB (acrónimo para soprano, contralto, tenor y bajo. Se usa para la clasificación de coros según la composición de sus voces), un coro de niños y ocho solistas: tres sopranos, dos contraltos, tenor, barítono y bajo.

La Octava de Mahler también está unida a la historia del Orfeón, ya que el coro tuvo la fortuna de estrenarla en España, hermanado con el Pamplonés y con las Escolanías Corazón de María de Donostia, de los Padres Redentoristas y los Niños Cantores de la catedral de Guadix. Fue en el XIX Festival de Granada de 1970, bajo la batuta de Rafael Frühbeck de Burgos, con la Orquesta Nacional de España. Después, el Orfeón la ha interpretado en once ocasiones más. La última, en 2016, en la 78 edición del Festival de Lucerna con la Lucerne Festival Orchestra, su titular Riccardo Chailly, y los coros Bayerischen Rundfunks, Latvian Radio Choir y el coro infantil de Tölz.

También tiene el orgullo de haberla interpretado en  la Quincena Musical de 2005 junto a la Coral Andra Mari y la Escolanía Easo, con la Orquesta Sinfónica de Galicia y Víctor Pablo al frente. Fue la primera vez que esta sinfonía se escuchaba en directo en Donostia.

Con el maestro ruso Gergiev el Orfeón ha cantado en dos ocasiones, en ambas junto a la Sinfónica del Teatro Mariinsky: en 2010, Romeo y Julieta de Berlioz en la Quincena Musical y en 2015, en el Auditorio Nacional, la Novena de Beethoven. Sin embargo, hasta ahora nunca había coincidido con la Filarmónica de Múnich.

Creada en 1893 con fondos privados, la ciudad de Munich asumió el mantenimiento de la orquesta tras un periodo de inactividad provocado por la primera guerra mundial. La destrucción de su sede durante la segunda guerra mundial también causó otro parón de varios años. Sus hitos más importantes están vinculados a los estrenos mundiales de las Sinfonías 4 y 8 de Mahler, dirigidos por el propio compositor, o el estreno mundial de La canción de la tierra, también de Mahler. En su repertorio, las obras de Bruckner jugaron un papel relevante durante la etapa de Sergiu Celibidache que contribuyó a convertirla en una de las mejores orquestas del mundo. Desde 1985, la formación bávara tiene su sede en el Centro Cultural Gasteig y desde 2015, su director titular es Valery Gergiev.

Bilbao, Donostia y Burgos

El día 17 el Orfeón ofrecerá un concierto privado en el Palacio Euskalduna de Bilbao para los asistentes al Congreso Europeo de Pulvimetalurgia. Será un programa variado con el acompañamiento del pianista Pedro José Rodríguez bajo la dirección de Sainz Alfaro.

Dos días más tarde interpretará una selección de Coros de Óperas en el Auditorio del Kursaal a favor de Opus Lirica y de la temporada de ópera en Donostia. Serán fragmentos de óperas de Verdi, Wagner, Bizetm Puccini que serán interpretados con la orquesta de Opus Lirica bajo la dirección de Sainz Alfaro. Para quienes no puedan asistir al concierto y quieran aportar una ayuda, se habilitará una fila 0.

El día 26 participará en un concierto en la catedral de Burgos junto al Orfeón Burgalés que se inscribe dentro de las actividades programadas para conmemorar el VIII Centenario de la catedral de Burgos y para celebrar el 150 aniversario del Orfeón Burgalés. Los dos coros interpretarán juntos el Réquiem de Fauré, previamente el Orfeón Donostiarra interpretará una serie de obras de distintos compositores con el acompañamiento del organista Gerardo Rifón.

 

 

 

 

x

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui.